Michael Spindler estaba gastando en 1996 sus últimos trucos de magia si quería salvar Apple de la bancarrota. Como CEO de la época, y tras la sucesión de los mismos errores que John Sculley, la suerte parecía estar echada así que decidió probar casi cualquier idea. Una de ellas, era la de llevar la marca de la compañía más allá de los ordenadores – al fin y al cabo, la empresa tenía un carisma propio del que podría sacar partido.

De todas las ideas locas que tuvo en la época, buscó lanzar un gama de coches. Probablemente las negociaciones con diferentes marcas y modelos no llegaron a buen puerto – Apple en aquella época era casi sinónimo de derrota. Renault aceptó utilizar la marca en uno de sus modelos, pero no sería de gama alta: el utilitario Clio sería el elegido.

El objetivo era sin duda combinar los dos mundos que cada día llegaban a más jovenes – el mercado más interesante para ambas marcas. Tecnología, internet y movilidad en una ecuación que aún no podía combinarse en un único producto, pero si casaba con lo que ambas marcas querían proponer a sus clientes.

El auténtico coche de Apple existió (de aquella manera)

Coche Apple Renault Clio Aps 002

El anuncio en prensa del Clio Apple era una mezcla de los lenguajes de diseño comerciales de ambas marcas. Muy de los 90.

No era una mala idea por parte del fabricante de automóviles: Apple seguía relacionándose con gente joven y la publicidad de la época (liderada por el anuncio de “Jóvenes Aunque Sobradamente Preparados” – o JASP) parecía encajar. Además estábamos en pleno descubrimiento del fenómeno Internet, y por el precio del coche se incluía un PowerBook 190 (el MacBook Pro de la época), con el que se trataba de dar un aire de tecnología y futuro.

En el anuncio que podéis ver en este artículo, se hace hincapié a la capacidad de utilizar el portátil conectado a Internet en cualquier parte – incluso dentro de un coche. ¿Qué mayor ejemplo de movilidad fuera de casa para acceder a la red? En aquellos momentos, aquello casi era ciencia ficción.

Coche Apple Renault Clio Aps 001

¿El logo de Apple en la carrocería de un Renault? Así eran los 90, amigos.

El coche elegido inauguraba la fase deportiva de Clio, los llamados Clio Sport o Clio S, aunque poco tenía que ver Apple con él: únicamente la inclusión del portátil y una incrustación lateral con el logo de la manzanita arcoíris. Aunque sí, hoy en día ver un coche con la manzana de Apple “oficial” en carretera sería toda una sorpresa.

El Clio S Apple incluía un PowerBook 190 (ojo, a color) y un móvil GSM para poder conectar a Internet – algo inaudito en una campaña de automoción de la época

Es curioso como años más tarde, Renault no perdió está conexión con Apple y llegó a lanzar el Clio iMusic, un modelo que incluía un iPod 5G de 30GB que se podía conectar al coche. El caso es que el coche de Apple existió pero en muy pocas unidades, con lo que era algo difícil verlo por la calle – y con el tiempo, el modelo se fue perdiendo como parte de la historia de ambas marcas.

Un Clio S heredado… ¿con el logo de Apple?

Coche Apple Renault Clio Aps 003

Costaría diferenciarlo de un Clio «normal» a simple vista.

Buscando información sobre este coche, descubro una curiosa historia: a pesar de lo difícil que es encontrar un Clio S Apple, alguien ha conseguido encontrar uno en un estado de conservación impecable. Se trata de Nisus, un usuario de foroclub.es (un foro para aficionados a la marca Renault), donde cuenta que le han hecho un regalo familiar del abuelo de su esposa: un Clio S.

El coche parecía estar en un estado impecable, con tan sólo 61.000 kilómetros en 2019, así que evitó llevarlo a desguazar ya que por motivos personales prefería quedárselo y ponerlo a punto. Era el modelo en color rojo vivo, y el aspecto exterior por las primera fotos que sube, parece estar casi perfecto.

Coche Apple Renault Clio Aps 006

El interior estaba perfecto: este es el primer Apple Car 😉

Los propios foreros se sorprenden por el estado en el que se encuentra, sin golpes exteriores apreciables. Se trata del modelo con motorización de 1.4 y según el nuevo propietario, el coche funcionaba a la perfección. Eso sí, parece que pasó lo suyo, ya no dormía en garage: incluso algunos desaprensivos lo rayaron con una llave, por lo que tuvieron que repintarlo tres años antes de heredarlo.

Todos buscamos visualmente con la vista una manzanita escondida en el interior del coche – pero el logo no estaba ahí

Una vez limpio, las fotos del interior nos muestran cómo era el Clio S Apple: quienes conocíamos la historia siempre hemos tenido la duda de si existía algún logo en el interior (la manzanita “oficial” del modelo está en un embellecedor exterior lateral). Como veis en las imágenes, por dentro es como cualquier otro Clio S de la época sin rastro de los de Cupertino.

Coche Apple Renault Clio Aps 005

Quizás un logo de la manzanita en el interior hubiera estado bien (sólo estaba en los embellecedores exteriores)

El lanzamiento del Apple Clio fue una estrategia comercial muy de la época, donde recordamos movimientos que la marca hizo incluso con el grupo musical de moda, «Mecano» – lanzando también su propio modelo dedicado. Después de tantos años, es muy raro que el coche se siga viendo por las calles, ya que suelen haberse retirado todos.

El poco uso que ha tenido el coche es impresionante después de 23 desde su lanzamiento: el volante estaba impecable y ni los asientos ni los pedales tienen signos de desgaste. Sin duda un ejemplar espectacular y en un estado de conservación impecable, en el que el propio usuario se puso manos a la obra para ponerlo a punto: tanto física como mecánicamente, para poder disfrutarlo muchos años más. Mucho ojo a vuestras calles, ¡por si os lo encontráis!

Coche Apple Cd Clio Apple 1996

Actualización: Si comprabais revistas de tecnología en la época (alrededor de 1996) seguro que aún tenéis por casa un CD que se regalaba en algunas de ellas, como el de la imagen superior. En él, se encuentra toda la información al detalle que se menciona en el artículo, con una aplicación interactiva – por aquel entonces estaba de moda lo «multimedia» – donde se podían ver los vídeos y documentos de la pantalla de publicidad.

Dicho CD dice mucho de la Apple de la época: la interfaz de la aplicación (que se podía usar en PC y en Macintosh) comenzaba a abrazar el skeumorfismo que tan de moda se puso algo más de diez años después con la llegada del iPhone.

Este curiosísimo compacto hoy en día es como un pequeño recuerdo conservado en ámbar de la tecnología de aquel momento: un intento de combinar lo último en videos Quicktime, internet y movilidad para un futuro que cada vez parecía unirlos más. No estaban tan desacertados.

En Applesfera | «Soy Steve Jobs. Tráete el coche a mi casa»: la historia de un prototipo secreto y el misterio del Apple Car



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable Hobby iPad +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal +info...
Derechos Acceder, rectificar y cancelar los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.